Thursday, January 24, 2008

Traveling Argentina, by my brother.

photo from: http://images.google.com.au
Sorry, this article is in Spanish.

El ¿Gran? Capitán

El ¿Gran? Capitán es la línea de larga distancia que une Federico Lacroze (Buenos Aires) con Posadas (Misiones).
A saber, dicho servicio consta de un celular a bordo (gran tecnología para estas épocas) con el fin de que sus usuarios puedan sondear su localización y así no tener que esperar 5, 10 o hasta 15 horas en las estaciones, cosa que en la total locura, pareciera razonable y hasta humano.

El pasado jueves 10 de enero, nos encontrábamos con mi familia en la localidad entrerriana de Villa Domínguez, en la provincia de entre Ríos y nuestra intención era volver a BsAs. Dicho servicio, en teoría, tenía que pasar por la mañana, a eso de las 10/30hs, pero es una teoría que nunca se cumple. Por teléfono entonces nos informaron que estaría pasando a las 16hs, entonces volvimos a llamar 15hs para confirmar, ahí nos dijeron que pasaría a las 22hs. A las 21:30hs, repetimos la llamada, la respuesta fue que pasaría medianoche. Por suerte, una vecina que también viajaba, se le ocurrió llamar a las 23hs y le dijeron que definitivamente estaría pasando a las 2hs de la madrugada del viernes por causas realmente fantásticas. A la 1:30 AM nos dirigimos a la estación, éramos alrededor de 25 personas entre las cuales había una anciana, niños, bebés. El tren llegó a las 3 AM y ¡¡¡oh sorpresa!!!, no había ningún asiento disponible. Pregunto, en tantas llamadas realizadas, ¿no podría el empleado de TEA (trenes especiales argentinos), haber informado sobre la situación de los cupos?, ¿no es una falta de respeto, tanto para los que esperábamos, como para los que ya venían viajando?, ¿es esto legal?
Nosotros subimos y..., segunda sorpresa, no había luz en todo el tren, y además había gente durmiendo en el suelo, en la entrada de los baños, etc. Ah! me olvidaba un detalle, la única luz que había era la de las linternas de los empleados cuando se aproximaban a cobrar los pasajes. El aire estaba muy pesado, era una mezcla de caca, orina, alcohol ( que allí bastante se bebe ) y humo de cigarrillo que los mismos cobradores consumían, eso sí, entre vagón y vagón soltando el humo por la puerta "para que nadie se queje".

Pedimos que paren el tren en la estación siguiente, Las Moscas, recién a las 4:30AM de la mañana logramos conseguir un remís que nos llevase nuevamente a Dominguez. Finalmente viajamos a BsAs ese mismo viernes por la noche en ómnibus desde Villaguay. Y aquí se cumple el famoso dicho "lo barato sale caro". Claro que viajar en tren es varias veces mas barato que en bus, pero a qué precio?! ja!

Otro detalle no menor es que en varias localidades aledañas a Villa Dominguez (esta inclusive), Líbaros, San Marcial y Las Moscas, no entra ningún transporte (ni buses ni taxis, solo hay una empresa familiar que tiene un par de autos y hace viajes de pueblo a pueblo). Para nuestro pesar sólo el susodicho y re-inaugurado con tanto frenesí por el ex presidente Kirchner ¿Gran? Capitán liga a nuestros sufridos compatriotas de esos pagos con un pedazo de nuestro querido suelo. Lástima que para viajar en en tren haya que pagar un precio tan alto, por lo denigrante, inhumano y corrupto.

Muchas gracias,
Martín

3 comments:

Jose said...

Mi querida Espanya...

Agustin said...

Sublime!
Es totalmente surreal ese tren, un par de compañeros mios de la facultad tuvieron la (mala) idea de tomárselo una vez... craso error!

Lu said...

La última vez que viajé en tren en Arg. fue desde bsas a Mar del Plata con mis amigas, en la tarifa más barata del mundo: AR$15. Eso también fue surreal. El highlight del viaje fue cuando un pibe, duro como un marmol con ojos de 2 de oro se acercó a preguntar si podía jugar al truco con nosotras. El loco parecía capusoto haciendo la demostracióon de cómo queda una persona después de darse en saque... ay qué recuerdos!